Número de visitantes

jueves, 13 de junio de 2013

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE ACTUALMENTE LA ESTENOTIPIA?

Estenotipia Grandjean
En mis dos anteriores artículos reflexioné sobre la importancia actual de la mecanografía y la taquigrafía, y quizá transmití una visión un tanto pesimista, posiblemente por la escasa atención que las administraciones educativas españolas prestan a estas materias. En el caso de la estenotipia espero ser algo más optimista, aunque la administración también da la espalda a esta formación.

En España la estenotipia tiene una doble vertiente: mecánica o tradicional e informatizada. En el primer caso, el de la estenotipia mecánica o tradicional, la situación es similar a la taquigrafía, es decir, prácticamente ha desaparecido, a pesar de la importante labor que desarrolla la asociación de estenotipistas, radicada en Madrid.



Estenotipia Stenograph
En cuanto a la estenotipia informatizada, la situación es completamente distinta y, desde mi punto de vista, más esperanzadora. En primer lugar, a la labor de la asociación de estenotipistas, cuya enseñanza se basa en el sistema Grandjean, se une la destacadísima actuación que en este ámbito desempeña la empresa Stenotype España, sistema Melani (www.stenotype-es.com).



Para que la estenotipia informatizada sea realmente válida tiene que ofrecer traducción en tiempo real, es decir, que a medida que un discurso se desarrolla, el estenotipista tiene que ser capaz de ofrecer por escrito y simultáneamente lo que está escuchando. Si esta premisa no se cumple este sistema, desde mi punto de vista, no estará dando respuesta cabal para aquello para lo que fue realmente diseñado.


Hemiciclo Congreso Diputados
En la actualidad, son muchas las demandas profesionales a las que este sistema de estenotipia informatizada puede dar respuesta: subtitulado de programas de televisión, en directo y en diferido; arbitrajes, juicios o consejos de administración; debates parlamentarios o de otra naturaleza; es decir, el estenotipista informatizado, a diferencia del taquígrafo o del estenotipista con sistema mecánico o manual, sí tiene más posibilidades para labrarse una carrera profesional y acceder a puestos de trabajo cualificados y, en principio, bien remunerados.


Hemiciclo Senado
No obstante, conviene hacer algunas matizaciones sobre esta especialidad. Como ha quedado apuntado, el estenotipista debe ofrecer simultaneidad, y esto no es tarea fácil, ni con el sistema Grandjean ni con el sistema Melani. El alumno que empieza debe saber que tiene, como mínimo y por término medio, tres años por delante de preparación, y no todos conseguirán el objetivo, aunque tengan el mejor método, el mejor profesor, el mejor entrenamiento y la mejor predisposición. Lamentablemente, para saber si alguien está capacitado para alcanzar altas velocidades de discurso no le quedará más remedio que empezar a entrenar, y su progresión, junto con la opinión de su profesor, nos dirán si finalmente alcanzará el objetivo o no. Es preciso señalar que debemos dominar una máquina, la de estenotipia, y para ello se requiere agilidad mental, automatismo, independencia dactilar y coordinación, entre otros requisitos.

Al margen de la formación en estenotipia propiamente dicha, el estenotipista, como el taquígrafo, deberá poseer un gran dominio del lenguaje y una amplia cultura. No hay que olvidar que hablamos de traducción en tiempo real, por lo que no hay margen para la corrección. Esto significa que al mismo tiempo que el estenotipista escucha y teclea, el sistema informatizado traduce, por lo que el acierto o desacierto quedará a la vista de todos. No obstante, en algunos trabajos en los que la simultaneidad no sea imprescindible, el estenotipista informatizado puede hacer la toma y corregir posteriormente sus posibles errores. 



Estenotipia informatizada
¿Y si el estenotipista no tiene velocidad suficiente para ofrecer, con su sistema informatizado, el cien por cien de lo escuchado? Entonces deberá, sobre la marcha, abreviar, captar el sentido y transcribir la esencia del discurso, pero entonces no servirá para ser estenotipista parlamentario, donde necesariamente tendrá que ofrecer los debates íntegramente.



La conclusión es que de las tres técnicas analizadas, mecanografía, taquigrafía y estenotipia, solo esta última, en su versión informatizada, puede ofrecer un futuro esperanzador, al margen de la competencia que puedan suponer los programas de reconocimiento de voz, como Dragon, aunque considero que hoy por hoy están lejos de ser competencia para un buen estenotipista informatizado. Por este motivo, y dada la situación económica y laboral existente en España, considero que la formación en estenotipia informatizada puede ser una buena opción para quienes deseen encontrar un buen puesto de trabajo.

2 comentarios:

  1. Me gustaría preguntarle si considera importante, como requisito previo, un buen dominio de la mecanografía antes de entrar en el mundo de la estenotipia y, en caso de ser así, cuántas pulsaciones por minuto serían necesarias.

    Muchas gracias por su atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, muchas gracias por su interés para con este blog.
      Por supuesto que la mecanografía es un buen requisito previo, aunque no imprescindible. Indudablemente, quien domina la mecanografía ha adquirido la suficiente independencia y agilidad dactilar como para enfrentarse al teclado de la máquina de estenotipia. Si partimos de la base de que el estenotipista debe atender a dos premisas, la parte mecánica o puramente física que implica el tecleo y la intelectual que supone seguir y entender un discurso para posteriormente poder redactarlo, un buen mecanógrafo tendrá una base excelente para afrontar con éxito la primera de dichas premisas, pues tanto su cerebro como sus manos estarán acostumbradas a un teclado, independientemente de las diferencias que existan entre la digitación mecanográfica y la que se realiza en estenotipia.
      Espero que esta contestación le sea de utilidad.
      Saludos.

      Eliminar

Gracias por visitar el blog. Espero que haya sido de tu interés.